La iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir es la llamada ”Capilla Sixtina Valenciana”, el mismísimo Gianluigi Colalucci llevo a cabo las obras de restauración de la iglesia. ¡Este señor es el que restauró la verdadera Capilla Sixtina! Es cuando la ve acabada cuando decide bautizarla como tal.

 

Poco tiene que ver con la Capilla Sixtina del Vaticano, pues la iglesia e san Nicolás está totalmente vestida en su interior de Barroco. Tiene casi 2000 metros cuadrados.

Por fuera es una iglesia gótica muy común, pero cuando entramos en ella es cuando nos sorprende.

Es el mejor ejemplo de convivencia de un templo de estructura gótica del siglo XV con decoración barroca del siglo XVII que encontramos en la ciudad de Valencia.

 

Pero volvamos al principio de la fundación de Valencia, en época romana, pues este templo tiene mucha historia.

La iglesia se encuentra en una zona que durante la época de Valentia Edetanorum, esto era zona extra muros y por lo tanto se encontraba cercana a zona de cementerios.

La primera edificación de un templo se hizo en tiempos del rey Jaime I, el rey que conquista la ciudad de Balansiya, tras la reconquista les donó el lugar a los dominicos que le acompañaban.

Son los dominicos los que dedican el templo al patrón de la orden, San Nicolás, erigiendo así una de las primeras iglesias e la ciudad, a mediados del siglo XIII.

 

Antonio Palomino visita Valencia, dejando su huella en la Catedral, en la Basílica y en otras iglesias incluyendo San Nicolás.
De la mano de su discípulo valenciano, Dionís Vidal, llevan a cabo estos impresionantes frescos barrocos en 1700.

Recubrieron las bóvedas góticas, pilares y muros con escenas de la vida de San Nicolás de Bari y de San Pedro Mártir, junto con alegorías de las Virtudes en arriesgados escorzos.

Por desgracia la iglesia ha sido muy castigada, durante la guerra civil española fue saqueada y muchas de sus capillas fueron destruidas. Además de esto, la ventilación no ha sido óptima para el mantenimiento de los frescos, debido a los cirios los frescos se habían oscurecido perdiendo así toda la luz y color.

 

En su interior podemos observar algunos retablos del siglo XV de estilo gótico, en su mayoría del pintor valenciano: Juan de Juanes.

 

Si no te quieres perder detalle de esta maravillosa iglesia, te invitamos a que realices con Valencia & Go el tour de ”Arte y arquitectura” pincha aquí para más información

¡Te desvelamos los secretos de esta iglesia y de otros lugares de interés!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario